Tijuana.-Una estación sin pipa y solo dos bomberas de reserva para 18 estaciones que operan en la ciudad dan cuenta del rezago que prevalece, informó el director de Bomberos de Tijuana, Óscar Páez Ruiz.

De cómo recibió la dirección y cómo la dejará a quien le entregue el cargo, Páez declaró, “sí dejo rezago, no dejo a flote a Bomberos pero hay maquinaria para poder trabajar”.

Durante el XXIII Ayuntamiento se invirtió un total de 58 millones de pesos, de los que, por reglamento se destinaron 36 millones de pesos a la compra de equipo estructural para bomberos.

El resto del presupuesto, 22 millones de pesos, se destinaron a la compra de unidades, siendo la mayor inversión la compra de siete pipas por un monto conjunto de 13 millones de pesos.

El otro recurso se invirtió en la adquisición de tres bomberas, así como de tres patrullas, de seis que se programaron con una inversión de 1.8 millones de pesos.

Pendiente está la entrega de tres patrullas y una Bombera que adquirió el Patronato Pro Bomberos en California.

Páez Ruiz recordó que, en diciembre de 2020, al recibir la dirección de Bomberos, solo contaba con ocho pipas, lo que significó que nueve estaciones carecían de cisternas para el combate de incendios.

“Recibí la Dirección con bomberas completas, pero estaban muy dañadas, que si caía una se enviaba a rehabilitación al taller, por lo que teníamos que dejar sin servicio la estación, al punto de tener que cerrar en lo que salía”, compartió.

Actualmente todas las estaciones cuentan con Bombera y se tienen dos de reserva, mientras que de pipas solo la estación de Playas de Tijuana carece de unidad, y no se tiene reserva de esta maquinaria.

El director de Bomberos subrayó que es esencial dar de baja siete pipas viejas que actualmente están en operación, por daños en la suspensión y motores, ya que por la cantidad de reparaciones que se les tiene que hacer es mejor sacarlas de servicio.

En el tema de bomberas, aseguró que, aunque es equipo viejo sí se encuentran en buenas condiciones.