Los precios de alimentos o servicios en restaurantes comenzarán a subir a partir de 2022, estimó Germán González, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados ().

“En ese esfuerzo estamos todos: ver cómo aguantar un poco. Pero en enero viene el aumento al salario mínimo y si ya tienes la materia prima muy presionada, va a ser muy difícil que los precios no suban”, comentó el empresario en conferencia de prensa conjunta con Santander México.

➡️

Agregó que ante el alza de costos en materias primas, como carnes, verduras, entre otros, los restaurantes deberán implementar diversas alternativas, ya sea crear menús diferentes con una calidad similar o aumentar el precio final de sus platillos.

En la primera quincena de noviembre se registró unade 7.05 por ciento, la más alta en los últimos 20 años, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Durante este periodo las mayores alzas anuales de precios se presentaron en el tomate verde, superior en 42 por ciento; la electricidad, que creció 24.15 por ciento; otros chiles frescos, mayores en 20 por ciento; la guayaba, que aumentó 15 por ciento, entre otros artículos.

➡️

“En un restaurante compras materia prima, vas a comprar pollo y ya no lo puedes comprar al mismo precio; empiezas a ver el precio que tienes y empiezan a reducir los márgenes y si no estás atento en el momento clave lo que pasará es que habrá problemas de liquidez”, añadió el presidente de la Canirac.

González agregó que si bien ya existe una recuperación en el sector restaurantero, la gente ya no cuenta con los mismos niveles de ingreso para gastar y eso afecta paulatinamente las finanzas de cada establecimiento.

➡️

“La gente no tiene el mismo nivel de dinero disponible para gastar y tienes la presión inflacionaria; estamos pasándola complicado, la industria ha tratado de no repercutir en precios estos aumentos”, comentó el líder empresarial.

En el evento Santander México y la Canirac anunciaron una alianza para impulsar la recuperación del sector. La unión entre ambas instituciones impactará a más de 15 mil restaurantes asociados a la Canirac, quienes tendrán créditos, terminales punto de venta y otros productos bancarios con condiciones preferenciales o trámites digitales.