Tijuana.- La Jauría busca imponer condiciones frente a un rival que históricamente se le ha dado. Los Xolos de Tijuana reciben la visita de las Chivas de Guadalajara en el Estadio Caliente, en el entrenamiento que culminará con las acciones de la Jornada 13 en el Torneo Grita México Apertura 2021.

Los Canes Aztecas han conseguido nueve victorias frente al Rebaño Sagrado, desde el 2011, cuando los fronterizos se convirtieron en equipo de primera división. El conjunto tapatío ha sumado cinco triunfos, incluyendo el último enfrentamiento que sostuvieron ambas escuadras.

El lateral izquierdo de los fronterizos, Brayan Angulo, reconoció lo irrefutable. Xolos es el peor equipo en la actualidad del fútbol mexicano.

“La realidad es que estamos en el fondo de casi todas tablas negativas”, dijo el futbolista colombiano.

“Estamos en deuda con nosotros mismos, primero que nada. La calidad del plantel no merece la posición que tenemos. (Deuda) con la afición, con la institución”, agregó el colombiano.

A la Jauría no le vale otro resultado que no sea ganar. La necesidad de sumar de a tres unidades es relevante tanto en la tabla general como en la tabla de cocientes.

“Somos conscientes de la situación que estamos metidos y que nos hemos metido nosotros mismos. Somos los responsables. Somos conscientes que hay que ganar. Hay que sumar como sea”, apuntó.

El Club Tijuana ha batallado para concretar las sufridas acciones de gol que generan. Afortunadamente, en el historial de enfriamientos frente a Chivas, no sufren en ese rubro.

La Jauría le ha anotado 28 anotaciones en 18 enfrentamientos de la Liga MX. Mientras que el Rebaño sólo suma 16 tantos.

“Así como ellos (Chivas) están obligados a buscar la victoria, por su historia, nosotros también estamos obligados a buscar la victoria porque necesitamos los tres puntos”.

Angulo anticipa un duelo dinámico e intenso por los costados, con el peculiar desequilibrio y cambio de ritmo de elementos que saben atacar el espacio como Uriel Antuna, Isaac Brizuela, Jesús Angulo y Alexis Vega.

“Por las características de sus jugadores, tiene un fútbol muy dinámico. Vamos a tener que estar muy atentos por los costados”, finalizó.

La persecución duró poco más de 20 minutos, donde hubo intercambio de disparos entre policías y presuntos delincuentes