“Que venga el Presidente siempre es una buena noticia. Aquí y en BC siempre será bienvenido. López Obrador ha dejado el centralismo en el pasado y realmente ha invertido tiempo y esfuerzo en atender los temas relevantes en esta zona del país”, declaró la alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero Ramírez con motivo de la visita del primer mandatario.

AMLO concluirá su visita a Baja California en el Hospital General de Tijuana, dos semanas después de que Montserrat Caballero asumiera la titularidad del XXIV Ayuntamiento, con el objetivo de presentar en la entidad la regularización de los autos “chocolate”, cuya recaudación iría a mejorar las vialidades de los municipios y en beneficio a la clase trabajadora.

Ante ello, la munícipe expresó su alegría que el gobierno federal esté tomando acciones que beneficien a los sectores más desprotegidos de la población.

“Muchas personas no pueden adquirir un vehículo de modelo reciente, y no por eso son delincuentes y ameritan ser despojados de su patrimonio. Hay que poner orden, claro, y tener un padrón de esos vehículos que ingresaron al país, pero siempre buscando el bien común”.

A detalle, López Obrador en esta primera mitad de su sexenio, aplicó la reducción del IVA del 16 a 8%, reducción del ISR de 30 a 20 por ciento, y estímulos al IEPS gasolinas en la frontera norte, que posteriormente se replicaría en el sur del país.

A la vez, llegó la instalación en Baja California de módulos federales para apoyos a estudiantes y adultos mayores de la mano de los programas de la Secretaría de Bienestar, y el Programa de Mejoramiento Urbano que ha representado una inversión de más de 500 millones de pesos.

A poco más de dos semanas de iniciado su cargo, Montserrat Caballero ha mantenido un discurso de cero tolerancia a la corrupción y atención a los sectores más desprotegidos de la población, temas que asegura son ahora visibles gracias a las bases del Obradorismo, colocadas en la entidad por el actual gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez.

“Tijuana es de todos, no sólo de los ricos. Se trata de crear un balance y hacer que toda la ciudad avance por un camino que nos lleve a consolidar la transformación. Necesitamos que todos los personajes de la ciudad actúen en pro de ella. Yo haré mi parte: no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”, sentenció Montserrat Caballero.